Cuenta con
Redman

El Abogado Líder
en Lesiones Personales en Nueva Orleans

mover
Solicite su consulta gratuita

Desembalaje del sistema comparativo de fallas de Luisiana: una guía completa

Publicado en Blog on 16 de Octubre de 2023

Desembalaje del sistema comparativo de fallas de Luisiana: una guía completa

En Luisiana, culpa comparativa sirve como marco legal para determinar la responsabilidad en casos de lesiones personales. A diferencia de algunos estados que siguen un sistema de “negligencia contributiva”, Luisiana permite que las partes lesionadas recuperen los daños incluso si son parcialmente. en falta por sus heridas. Según este sistema, un tribunal evalúa el porcentaje de culpa de cada parte involucrada. Luego, los daños se asignan en función de estos porcentajes. Por ejemplo, si se determina que un individuo tiene un 30% de culpa en un accidente, cualquier compensación otorgada se reduciría en el mismo porcentaje. Comprender la culpa comparativa es importante para cualquier persona involucrada en un caso de lesiones personales en Luisiana, ya que afecta directamente el monto de la compensación que uno puede recibir.

Términos legales clave para comprender en casos de culpa comparativa

En cualquier caso de culpa comparativa, frecuentemente entran en juego algunos términos legales. Uno de esos términos es "demandante", que se refiere a la persona que presenta la demanda. Lo opuesto al demandante es el "demandado", el individuo o entidad demandada. Otro término importante es "responsabilidad", que significa responsabilidad por el accidente o lesión. Los "daños" se refieren a la compensación monetaria que puede recibir un demandante, que cubre cosas como facturas médicas y salarios perdidos. "Negligencia" es un término utilizado para describir un comportamiento descuidado que contribuye a un accidente. Por último, “acuerdo” se refiere a un acuerdo alcanzado entre las partes para resolver el caso sin ir a juicio. 

En qué se diferencia el sistema de fallas comparativas de Luisiana del de otros estados

El enfoque de Luisiana respecto de la culpa comparativa lo distingue de otros estados en varios aspectos. Mientras que algunos estados emplean un sistema de “negligencia contributiva”, que impide cualquier recuperación si la parte perjudicada tiene aunque sea una pequeña culpa, Luisiana adopta un enfoque más indulgente. En este estado, la parte lesionada aún puede recibir una compensación incluso si es parcialmente responsable del accidente. El tribunal asigna un porcentaje de culpa a cada parte y ajusta la indemnización en consecuencia. Por ejemplo, si alguien tiene un 40% de culpa, la indemnización por daños y perjuicios se reduce en un 40%. Algunos estados siguen una regla de “culpa comparativa modificada”, según la cual una parte perjudicada no puede recuperarse si más del 50% tiene la culpa. 

Pasos a seguir inmediatamente después de una lesión

Después de sufrir una lesión, las acciones inmediatas pueden tener un impacto significativo en un caso de culpa comparativa en Luisiana. En primer lugar, es importante buscar atención médica de inmediato, no sólo por su bienestar sino también para documentar el alcance de las lesiones. En segundo lugar, reunir pruebas en el lugar de los hechos puede resultar invaluable. Tomar fotografías, recopilar nombres de testigos y anotar las condiciones pueden servir como pruebas importantes más adelante. Informar el incidente a las autoridades o entidades apropiadas también agrega una capa oficial de documentación. Puede resultar útil mantener un registro detallado de los tratamientos médicos, los gastos y cualquier comunicación relacionada con la lesión. Por último, absténgase de hacer declaraciones o publicaciones en las redes sociales que puedan usarse en su contra para determinar la culpa. Estos pasos sientan las bases para un caso más sólido al buscar compensación por lesiones.

Recopilación de pruebas: lo que necesita para demostrar la culpa

En un caso de culpa comparativa en Luisiana, la recopilación de pruebas desempeña un papel importante a la hora de establecer quién tiene la culpa de una lesión. La evidencia fotográfica puede ser particularmente convincente; Las fotografías de la escena del accidente, las lesiones y cualquier daño a la propiedad pueden ofrecer un relato visual de lo que sucedió. Las declaraciones de los testigos también tienen peso; Las personas que vieron el incidente pueden proporcionar un relato imparcial y pueden respaldar un reclamo. Los informes oficiales, como los informes policiales o de accidentes, sirven como documentación formal que se puede utilizar en los tribunales. Los registros médicos son otra forma de evidencia que puede demostrar la gravedad de las lesiones y los tratamientos necesarios. Los registros financieros, como facturas y recibos, pueden ayudar a cuantificar el impacto monetario de la lesión. Recopilar un conjunto completo de pruebas puede fortalecer un caso y aumentar la probabilidad de un resultado favorable.

Papel de las compañías de seguros en las reclamaciones por culpa comparativas

En el sistema comparativo de culpas de Luisiana, las compañías de seguros suelen desempeñar un papel importante. Después de una lesión, es común que un tasador de seguros investigue las circunstancias que rodearon el incidente. Su función es evaluar la situación y determinar el alcance de la responsabilidad de su cliente. Las compañías de seguros son empresas que buscan minimizar los pagos. Por tanto, podrá intentar asignar un mayor porcentaje de culpa al perjudicado para reducir la oferta de indemnización. Las compañías de seguros también suelen entablar negociaciones para llegar a acuerdos, con el objetivo de resolver el caso sin acudir a los tribunales. Si bien se trata de un alivio financiero aparentemente rápido, es posible que estos acuerdos no siempre reflejen el verdadero valor de un reclamo. 

Procedimientos legales: de presentar un reclamo a acudir a los tribunales

En Luisiana, el proceso de un caso de culpa comparativa a menudo comienza con la presentación de un reclamo de seguro. Si no se llega a un acuerdo, el siguiente paso suele ser presentar una demanda. Una vez que se inicia la demanda, ambas partes participan en una fase llamada “descubrimiento”, en la que se intercambian pruebas e información. Se pueden tomar declaraciones y se puede consultar a peritos para construir un caso. A medida que se acerca la fecha de la audiencia, se pueden presentar mociones para solicitar ciertas acciones del juez, como desestimar partes del caso o pronunciarse sobre cuestiones específicas de antemano. Cuando el caso finalmente llega a los tribunales, ambas partes presentan sus argumentos y pruebas. Luego, un juez o jurado determina el porcentaje de culpa de cada parte y otorga una indemnización por daños y perjuicios en consecuencia. 

Daños potenciales: ¿Qué compensación puede esperar?

En un caso de culpa comparativa de Luisiana, Se pueden conceder varios tipos de indemnización a la parte perjudicada. Una categoría común es la de los “daños económicos”, que cubren pérdidas cuantificables como facturas médicas y salarios perdidos. Otra categoría es la de “daños no económicos”, que son más subjetivos e incluyen dolor y sufrimiento o angustia emocional. En algunos casos, también se pueden otorgar “daños punitivos” como una forma de castigo al acusado por un comportamiento particularmente imprudente o dañino. El monto de la indemnización se ajusta en función del porcentaje de culpa asignado a cada parte. Por ejemplo, si se determina que alguien tiene un 25 % de culpa, cualquier indemnización otorgada se reducirá en el porcentaje de culpa. 

Navegando a través de un caso de culpa comparativa en Luisiana

Jurisprudencia sobre lesiones

En Luisiana, lidiar con un caso de falla comparativa implica varios pasos y consideraciones. Desde el momento en que ocurre una lesión, acciones como reunir pruebas y comprender los términos legales se vuelven importantes. Las compañías de seguros entran en escena temprano, a menudo con su propia agenda, por lo que es importante ser cautelosos durante las negociaciones. El proceso legal en sí puede ser largo e involucrar etapas desde el descubrimiento hasta la comparecencia ante el tribunal. A lo largo del caso, el concepto de culpa comparativa sigue siendo central y afecta todo, desde la recopilación de pruebas hasta la adjudicación final de daños y perjuicios. 

Si ha sufrido una lesión, contáctanos o llame al (504) 500-5000 hoy para una consulta gratuita.